La prueba Build Up, consiste en tomar datos y realizar el estudio de un yacimiento a través de un pozo que a ha sido cerrado temporalmente para tal finalidad. Uno de los principales objetivos de este análisis es determinar la presión estática del yacimiento sin necesidad de esperar semanas ó meses para que la presión del yacimiento se estabilice.

 

Esta prueba además nos permite conocer algunos parámetros tales como:
– Permeabilidad efectiva del yacimiento
– Efectos de daño alrededor del pozo
– Presencia de fallas
– Algunas interferencias de la producción del pozo.
– Límites del yacimiento, donde no hay un fuerte empuje por agua ó donde el acuífero no es de gran tamaño comparado con el tamaño del yacimiento.

Para la ejecución de la prueba se asumen algunas características entre las cuales podemos encontrar:
1.- Yacimiento:
-Homogéneo
– Isotrópico
– Horizontal ó de espesor uniforme

2.- Fluido:
– Se encuentra en una fase simple
– Poco compresible
– Viscosidad constante
– Factor volumétrico de formación constante

3.- Flujo:
– Flujo laminar
– No hay efecto de la gravedad

 

Para efectuar la prueba, el pozo debe estar produciendo a una tasa constante por cierto tiempo antes del cierre con el fin de establecer una estabilización de la presión en el área de drenaje. Posteriormente se cierra el pozo, generalmente este proceso se efectua en superficie, y se empieza a tomar el tiempo de cierre y a registrar los valores de presión del pozo, los cuales deben comenzar a aumentar o a restaurarse desde el valor de presión de fondo fluyente, hasta alcanzar un valor de pseudo equilibrio con la presión estática del yacimiento.

Tomando la data de los cambios de presión a través del tiempo de cierre, es posible estimar aplicando principios matemáticos de superposición los parámetros anteriormente enunciados.

La tabla anexa muestra como debe ser el comportamiento de la curva de la tasa respecto al tiempo antes y después del cierre del pozo, durante una prueba Build Up.